La Forma Efectiva de Perder Peso Diariamente

0 comentarios

perder peso
En donde quiera que busquemos existen miles de fórmulas, dietas, ejercicios y consejos para perder peso, algunos se describen hasta milagrosos. Lo cierto es que cada uno de estos métodos son efectivos para algunos y para otros no, lo que nos lleva a preguntar ¿cuál sería el conveniente para nosotros?

Sin pensarlo dos veces podemos decir que el método efectivo será aquel que podamos realizar sin un gran esfuerzo, aquel que podamos convertir en habito y mantenerlo con disciplina en el tiempo, logrando que al hacer el balance calórico de nuestro metabolismo sea mayor el gasto que tenemos que el aporte. Claro está, que mientras más inclinada sea la balanza mayor será la pérdida de peso, sin embargo no es aconsejable las perdidas rápidas de peso, pues son difíciles de mantener y siempre existe el desagradable “efecto rebote”.


¿Cómo lograríamos esto?
Confeccionar un plan de alimentación sano, balanceado, y controlado sería lo ideal, apoyado en una rutina física del ejercicio o deporte que más nos agrade y que nos demande un gasto de energía. Podríamos apoyarnos en profesionales como nutriólogos, entrenadores, etc. Pero no debemos olvidar que el más importante en la decisión somos nosotros mismos, puesto que somos los que más nos conocemos, sabemos que es lo que nos gusta y conocemos cual es la fuerza de voluntad con la que contamos para mantenernos firmes. Dicho esto debemos de sentarnos y meditar seriamente cuales son nuestras fortalezas y cuáles no, en base a esto confeccionar un plan.
A continuación exponemos algunos valiosos consejos que debes de tener en cuenta cuando elabores tu plan de control o pérdida de peso:
  • Nuestra mente es la parte más importante, el control de ella nos hará bajar de peso, manejar la ansiedad y no pensar en comida es el objetivo.
  • Distraerte en los momentos libres para no pensar en comida, puedes recrear tu mente leyendo algún libro o realizando cualquier otro tipo de actividad.
  • Tomar un vaso de agua antes y después de cada comida. Bebe agua en las comidas, aparte de hidratarte, te ayudará a tomar bocados más pequeños y te sentirás saciado con menos comida.
  • Si trabajas jornadas largas y no tienes tiempo de practicar ejercicios, utiliza las escaleras en lugar del ascensor, esto ayudará a que tu cuerpo se mantenga más activo, levantarse un poco temprano y caminar algunas cuadras también puede funcionar. Evita en lo posible el sedentarismo.
  • Elige platos pequeños al momento de servirte la comida, reducir la cantidad de lo que consumes es esencial.
  • Lleva contigo un recipiente con agua y algunas frutas así evitaras comprar gaseosas o cualquier tipo de dulce cada vez que sientas sed o antojos.
  • No dejes de consumir alimentos por períodos largos sólo porque piensas que adelgazarás, esto puede causarle desórdenes alimenticios y por ende llevarte a tener más ansiedad y tender a engordar rápidamente.
  • Lo recomendable es hacer no tres si no varias comidas al día, pero en poca cantidad, respetando siempre los horarios, los horarios son clave.
  • Consumir jugos naturales sin azúcar.
  • Si vas al mercado compra en proporciones pequeñas.
  • Come despacio, masticando bien los bocados y conseguirás comer menos y disfrutar mucho más de la comida. Para lograrlo prueba a dejar el cuchillo y el tenedor sobre el plato entre bocado y bocado. El estómago necesita tiempo para sentirse saciado, por ello cuanto más lentamente comas, más fácil te saciaras.
  • No tienes que “dejar el plato limpio”, especialmente cuando comas en un restaurante o en casa de algún familiar que nos incita a ello como señal de que la comida nos ha gustado mucho. Recuerda por más limpio que dejes el plato al final de todas maneras este debe ser lavado.
  • No pienses en prohibirte algún alimento, esto puede causar más ansiedad, aunque engorden. Solo te recomiendo que evites la llamada comida basura (patatas fritas, hamburguesas, helados con grasas, galletas industriales, etc). Quitando esto, come de todo, sobre todo las cosas que te gustan. Disfruta de una pequeña porción de chocolate o un vaso de vino de vez en cuando. La prohibición de alimentos es una manera segura de incitar a su consumo.
  • Imagínate en tu peso ideal, recuerda la mente es muy poderosa. Muchas veces ayuda visualizarse uno mismo cuando se consigue el peso ideal. Como te va a sentar la ropa, que ropa llevarás, como te vas a sentir, etc.
  • Nunca te rindas, aunque a veces cometas errores, vuelve a hacerlo bien. No te saltes comidas para intentar compensar, se consigue el efecto contrario porque se ralentiza el metabolismo. También viene bien ser amable contigo mismo. Si tienes un mal día, no te rindas. Acuérdate de todos los días buenos que has tenido y que no merece la pena que, por un mal día, se vaya a echar todo a perder.


Estos consejos son fáciles de practicar solo tienes que proponerte a seguirlos y verás que en algunas semanas te sentirás mejor y comenzaras a perder libras o mejor aún kilos.

Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.