Estenosis Hipertrófica Congénita del Píloro

0 comentarios

Estenosis del piloro
Es una patología congénita caracterizada por la hipertrofia de las fibras musculares circulares del píloro que ocasiona una disminución y alargamiento de la luz del canal pilórico, cuya etiología no está bien precisada. Tiene una incidencia de 1 en 300 a 1 en 900 nacidos vivos. Es más frecuente en pacientes con tipos sanguíneo B y O. Los niños son cuatro veces más afectados que las niñas, y tienen mayor riesgo los primogénitos.



Diagnóstico
El cuadro clínico de esta entidad se trata de un recién nacido , frecuentemente varón, entre la segunda y cuarta semanas de edad que presenta los siguientes síntomas y signos:
-Vómitos bruscos, en proyectil, después de la ingestión de leche, con ausencia de bilis. (importante la ausencia de bilis)
-No ganancia o pérdida de peso.
-Llanto por hambre
-Pseudo constipación
-Signos de deshidratación si los vómitos son persistentes, que pueden llevar a la alcalosis metabólica hipoclorémica e hipopotasémica.


Examen físico del abdomen.
-Piel y mucosas secas, fontanelas deprimidas, niño letárgico e hipotónico.
-Ondas peristálticas gástricas visibles de izquierda a derecha.
-A veces oliva pilórica palpable donde terminan las ondas peristálticas, a la derecha de la línea media.


Diagnóstico Diferencial.
-Estenosis duodenal, ulcera péptica, gastroenteritis, bezoares.
-Anomalías congénitas como duplicación antral o duodenal con estenosis proximal a la ampolla de Vater.
-Páncreas anular.
-Reflujo gastroesofágico sin hernia hiatal o acalasia.
-Enfermedades cerebrales que cursan con hipertensión endocraneana y vómitos en proyectil.


Complementarios:
Laboratorio:
Hemograma, ionograma y gasometría: alcalosis metabólica con hipocloremia, hipopotasemia e hipocalcemia en dependencia del cuadro emético.
Imagenológicos:
-Rayos X simple de abdomen: estómago dilatado y disminución del patrón gaseoso intestinal.
-Rayos X de esófago, estómago y duodeno contrastado: se observan signos radiológicos específicos.
Signo directo:
Signo de la cuerda, dado por el estrechamiento y alargamiento de la luz del píloro.
Signo del hombro, tumor pilórico dentro del hombro.
Signos indirectos:
Estomago grande con visualización de ondas peristálticas (estómago de lucha)
Aumento de las secreciones gástricas.
Reflujo gastroesofágico secundario.
Terminación redondeada del antro pilórico.
Existencia de más del 50% del contraste en el estómago después de 3 horas de ingerido
-Ultrasonido abdominal: complementario que ofrece el diagnóstico de certeza actualmente sin necesidad de someter al niño a las radiaciones y evita el peligro de bronco aspiración de material de contraste. Una vez diagnosticada la enfermedad por US, no es necesario el estudio radiográfico contrastado.
Los parámetros aceptados son: diámetro del píloro mayor de 14 mm, pared muscular de más de 4 mm y una longitud del canal pilórico mayor de 16 mm.


Tratamiento
En el preoperatorio es importante corregir los desequilibrios hidroelectrolíticos y ácido – básico que existan, hasta que se restablezca la diuresis.
Quirúrgico:
La técnica quirúrgica empleada es la Piloromiotomía extramucosa de Fredet – Ramstedt.
En el postoperatorio a las 6 horas de la operación se comenzará la administración por vía oral. En caso de no lograr la piloromiotomía extramucosa y ser necesaria la piloroplastia debe de suspenderse la vía oral por 48 horas.
Luego de comenzar con pequeñas cantidades de líquidos estos se irán aumentando paulatinamente. La presencia de vómitos en el postoperatorio inmediato no es signo de fracaso operatorio, ya que puede haber inflamación de la zona. Se debe de esperar 2 semanas y realizar estudios nuevamente para valorar la reintervención.
Complicaciones:
-Disección incompleta del músculo pilórico y persistencia de la estenosis.
-Perforación gástrica o duodenal.
-Peritonitis difusa o absceso intraabdominal si no se constató la perforación gástrica o duodenal.
-Infección de la herida quirúrgica.


Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.