Enfermedad de Peyronie

0 comentarios
Enfermedad de Peyronie
La enfermedad de Peyronie (pay-roe-NEEZ) es el desarrollo de tejido cicatricial fibroso dentro del pene que causa erecciones curvadas y dolorosas. Los penes de los hombres varían en forma y tamaño. Tener una erección curvada es común y no es necesariamente una causa de preocupación. Sin embargo, en algunos hombres, la enfermedad de Peyronie causa una curva significativa y dolor.

Esto puede impedir que un hombre tenga relaciones sexuales o podría dificultar la obtención o el mantenimiento de una erección (disfunción eréctil). Para muchos hombres, la enfermedad de Peyronie también causa estrés y ansiedad.

En un pequeño porcentaje de hombres, la enfermedad de Peyronie desaparece por sí sola. Pero en la mayoría de los casos, se mantendrá estable o empeorará. El tratamiento puede ser necesario si la curvatura es lo suficientemente severa como para permitir una relación sexual exitosa.


Síntomas

Los signos y síntomas de la enfermedad de Peyronie pueden aparecer repentinamente o desarrollarse gradualmente. Los signos y síntomas más comunes incluyen:

  • Cicatriz. El tejido cicatricial (placas) asociado con la enfermedad de Peyronie se puede sentir bajo la piel del pene como grumos planos o una banda de tejido duro.
  • Una curva significativa en el pene. Su pene podría estar curvado hacia arriba, hacia abajo o doblado hacia un lado. En algunos casos, el pene erecto puede tener estrechamiento, indentaciones o un aspecto de reloj de arena, con una banda estrecha alrededor del eje.
  • Problemas de erección. La enfermedad de Peyronie puede causar problemas para conseguir o mantener una erección (disfunción eréctil).
  • Acortamiento del pene. Su pene puede ser más corto como resultado de la enfermedad de Peyronie.
  • Dolor. Es posible que tenga dolor de pene, con o sin erección.

La curvatura asociada con la enfermedad de Peyronie podría empeorar gradualmente. En algún momento, sin embargo, se estabiliza en la mayoría de los hombres.

En la mayoría de los hombres, el dolor durante las erecciones mejora dentro de uno a dos años, pero el tejido de la cicatriz y la curvatura a menudo permanecen. Para algunos hombres, la curvatura y el dolor asociados con la enfermedad de Peyronie mejoran sin tratamiento.


¿Cuándo consultar a un médico?
Consulte a su médico si el dolor o la curvatura de su pene le impiden tener relaciones sexuales o le causa ansiedad.


Causas

La causa de la enfermedad de Peyronie no se entiende completamente, pero una serie de factores parecen estar involucrados.

Se cree que la enfermedad de Peyronie generalmente resulta de lesiones repetidas en el pene. Por ejemplo, el pene puede ser dañado durante el sexo, la actividad atlética o como resultado de un accidente. Sin embargo, frecuentemente, no recuerdan el trauma específico al pene.
Durante el proceso de cicatrización, el tejido cicatricial se forma de manera desorganizada, lo que podría conducir a un nódulo que se puede sentir o el desarrollo de la curvatura.

Cada lado del pene contiene un tubo parecido a una esponja (cuerpo cavernoso) que contiene muchos vasos sanguíneos diminutos. Cada uno de los cuerpos cavernosos está envuelto en una envoltura de tejido elástico denominada túnica albugínea, que se extiende durante una.

Cuando usted se excita sexualmente, el flujo sanguíneo a estas cámaras aumenta. Como las cámaras se llenan de sangre, el pene se expande, se endereza y se constituye la erección.

En la enfermedad de Peyronie, cuando el pene se pone erecto, la región con el tejido de la cicatriz no se estira, y el pene se dobla o se vuelve desfigurado y posiblemente doloroso.

En algunos hombres, la enfermedad de Peyronie viene poco a poco y no parece estar relacionada con una lesión. Los investigadores están investigando si la enfermedad de Peyronie puede estar relacionada con un rasgo heredado o ciertas condiciones de salud.



Factores de Riesgo

Las lesiones menores al pene no siempre conducen a la enfermedad de Peyronie. Sin embargo, diversos factores pueden contribuir a la cicatrización de heridas y la acumulación de tejido cicatricial que podrían desempeñar un papel en la enfermedad de Peyronie. Éstas incluyen:

  • Herencia. Si su padre o hermano tiene la enfermedad de Peyronie, usted tiene un mayor riesgo de la enfermedad.
  • Trastornos del tejido conectivo. Los hombres que tienen un trastorno del tejido conectivo parecen tener un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Peyronie. Por ejemplo, un número de hombres que tienen la enfermedad de Peyronie también tienen una condición conocida como contractura de Dupuytren, un espesamiento del tendón a través de la palma de la mano que hace que los dedos tiren hacia adentro.
  • Años. La prevalencia de la enfermedad de Peyronie aumenta con la edad. Los cambios relacionados con la edad en los tejidos pueden hacer que se lesionen más fácilmente y sean menos propensos a curarse bien.

Otros factores, como ciertas condiciones de salud, el tabaquismo y algunos tipos de cirugía de próstata, podrían estar relacionados con la enfermedad de Peyronie.



Complicaciones

Las complicaciones de la enfermedad de Peyronie podrían incluir:
  • Incapacidad para tener relaciones sexuales
  • Dificultad para lograr o mantener una erección (disfunción eréctil)
  • Ansiedad o estrés sobre las habilidades sexuales o la apariencia de su pene
  • Estrés en la relación de pareja
  • Dificultad para engendrar a un niño, porque el coito es difícil o imposible

Prepararse para su cita le ayudará a hacer el mejor uso de su tiempo.


Lo que puedes hacer
Haga una lista antes de tiempo que puede compartir con su médico. Su lista debe incluir:
  • Los síntomas que está experimentando, incluyendo cualquier cosa que pueda parecer no estar relacionado con la enfermedad de Peyronie
  • Información personal clave, incluyendo cualquier estrés importante o cambios recientes en la vida
  • Medicamentos que está tomando, incluyendo vitaminas o suplementos
  • Antecedentes de lesiones en el pene
  • Antecedentes familiares de la enfermedad de Peyronie, si la hay
  • Preguntas para su médico

Haga una lista de preguntas para su médico de la más importante a la menos (en caso de que el tiempo se agote). Es posible que desee hacer algunas de las siguientes preguntas:
  • ¿Qué pruebas necesito hacer?
  • ¿Qué tratamiento me recomienda?
  • ¿Puedo saber si los síntomas pueden empeorar o mejorar?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevar a casa conmigo? ¿Qué sitios web recomienda?

Además de las preguntas que ha preparado para preguntarle a su médico, no dude en hacer preguntas durante su cita.


Qué esperar de su médico
Es probable que su médico le haga varias preguntas. Estar listo para responder a ellos podría reservar tiempo para repasar cualquier punto que desee discutir. Su médico podría preguntar:
  • ¿Cuándo notó por primera vez una curva en su pene o tejido cicatricial bajo la piel de su pene?
  • ¿Ha empeorado la curvatura de su pene con el tiempo?
  • ¿Tiene dolor durante las erecciones, y si es así, ha empeorado o mejorado con el tiempo?
  • ¿Recuerda haber tenido una lesión en su pene?
  • ¿Sus síntomas limitan su capacidad para tener relaciones sexuales?

Su médico también podría pedirle que complete una encuesta, como el Índice Internacional de Función Eréctil, para ayudar a identificar cómo afecta la afección a su capacidad para tener relaciones sexuales.


Diagnóstico

Un examen físico es a menudo suficiente para identificar la presencia de tejido cicatricial en el pene y diagnosticar la enfermedad de Peyronie. Raramente, otras condiciones causan síntomas similares y necesitan ser descartadas.

Las pruebas para diagnosticar la enfermedad de Peyronie y entender exactamente lo que está causando sus síntomas podrían incluir lo siguiente:

  • Examen físico. Su médico sentirá (palpara) el pene cuando no está erecto, para identificar la ubicación y cantidad de tejido cicatricial. También puede medir la longitud de su pene. Si la condición continúa empeorando, esta medida inicial ayuda a determinar si el pene se ha acortado.

Su médico también podría pedirle que traiga fotos de su pene erecto tomado en su casa. Esto puede determinar el grado de curvatura, la ubicación del tejido cicatricial u otros detalles que podrían ayudar a identificar el mejor enfoque de tratamiento.

  • Otras pruebas. Su médico podría pedir una ecografía u otras pruebas para examinar su pene cuando está erecto. Antes de tomar imágenes de su pene, es probable que reciba una inyección directamente en el pene que hace que se ponga erecto.

El ultrasonido es la prueba más comúnmente usada para anomalías del pene. Las pruebas de ultrasonido utilizan ondas sonoras para producir imágenes de tejidos blandos. Esta prueba puede mostrar la presencia de tejido cicatricial, flujo sanguíneo al pene y cualquier otra anormalidad.


Tratamiento

Su médico podría recomendar en casos leves, esperar y ver si:
  • La curvatura de su pene no es grave y ya no empeora
  • Todavía puede tener sexo sin dolor
  • El dolor durante las erecciones es leve
  • Tiene buena función eréctil

Si sus síntomas son severos o empeoran con el tiempo, su médico podría recomendar medicamentos o cirugía.

Medicación
Los objetivos del tratamiento con medicamentos incluyen reducir la formación de placa y el dolor, así como minimizar la curvatura del pene.
Hay un medicamento aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) para el tratamiento de la enfermedad de Peyronie. Se llama colagenasa Clostridium histolyticum (Xiaflex). Este medicamento está aprobado para su uso en hombres con un bulto palpable (placa) en el pene que causa una curvatura de al menos 30 grados durante la erección.

El tratamiento funciona rompiendo la acumulación de colágeno que causa la curvatura del pene. Se trata de una serie de inyecciones, directamente en el bulto peneal, así como el modelado del pene; breves ejercicios para estirar y enderezar suavemente el pene.

En ensayos clínicos, esta terapia de colagenasa redujo significativamente la curvatura y los síntomas molestos asociados con la enfermedad de Peyronie en muchos participantes. Comente los posibles efectos secundarios de este medicamento con su médico, ya que algunos de ellos pueden ser graves.

Ejemplos de uso fuera de la etiqueta de medicamentos para la enfermedad de Peyronie incluyen una medicación oral llamada pentoxifilina (Trental), verapamil (inyecciones o gel tópico) e interferón (inyecciones).


Cirugía

La mayoría de los expertos recomiendan la cirugía durante la fase inflamatoria temprana de la enfermedad de Peyronie. Su médico podría sugerir cirugía si la deformidad de su pene es grave, especialmente molesta, o le impide tener relaciones sexuales. La cirugía por lo general no se recomienda hasta que la curvatura de su pene deja de progresar.

Los métodos quirúrgicos incluyen:
  • Suturar (plicando) el lado no afectado. Una variedad de procedimientos, tales como la plicatura Nesbit, se puede utilizar para suturar (plicar) el lado más largo del pene (el lado sin tejido cicatricial). Esto puede enderezar el pene, pero podría dar lugar a un acortamiento real o percibido del pene. En algunos casos, los procedimientos de plicación causan disfunción eréctil.
  • Incisión o escisión e injerto. Generalmente utilizado en casos de curvatura más severa, este procedimiento está vinculado a mayores riesgos de empeoramiento de la función eréctil en comparación con los procedimientos de plicación. El cirujano hace uno o más cortes en el tejido de la cicatriz, a veces quitando parte de ese tejido, permitiendo que la vaina se estire y el pene se enderece. El cirujano puede suturar un pedazo de tejido (injerto) para cubrir los agujeros de la túnica albugínea (una membrana dentro del pene que ayuda a mantener una erección).
  • Implantes. Los implantes penianos insertados quirúrgicamente reemplazan al tejido esponjoso que se llena de sangre durante una erección. Los implantes pueden ser semi-rígidos, doblados manualmente la mayor parte del tiempo y doblados hacia arriba para tener relaciones sexuales. Otro tipo de implante se infla con una bomba implantada en el escroto. Los implantes de pene podrían ser considerados si usted tiene la enfermedad de Peyronie y disfunción eréctil.

El tipo de cirugía dependerá de su condición. Su médico considerará la localización del tejido de la cicatriz, la severidad de sus síntomas y otros factores.


Otros tratamientos
Una técnica conocida como iontoforesis utiliza una débil corriente eléctrica para administrar una combinación de verapamilo y dexametasona no invasiva a través de la piel. La investigación muestra resultados contradictorios.

Se están investigando varios tratamientos no farmacológicos, pero la evidencia está limitada en cuanto a funcionamiento y en los posibles efectos secundarios. Estos incluyen el uso de ondas de sonido intenso para romper el tejido de la cicatriz (terapia de ondas de choque), dispositivos para estirar el pene (terapia de tracción del pene) y dispositivos de vacío.

La enfermedad de Peyronie puede ser una fuente de ansiedad significativa y crear estrés entre usted y su pareja sexual. Las siguientes sugerencias podrían ayudarle a lidiar con la enfermedad de Peyronie:

  • Explique a su pareja qué es la enfermedad de Peyronie y cómo afecta su capacidad para tener relaciones sexuales.
  • Deje a su pareja saber cómo se siente acerca de la apariencia de su pene y su capacidad para tener relaciones sexuales.
  • Hable con su pareja acerca de cómo los dos pueden mantener la intimidad sexual y física.
  • Hable con un profesional en salud mental que se especialice en relaciones familiares y asuntos sexuales.


Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.