¿Es bueno el Colesterol?

0 comentarios

     Cuando le mencionas la palabra Colesterol a la mayoría de las personas, inmediatamente piensan en algo malo, de hecho la mayoría especulan que tener colesterol en la sangre es perjudicial, y es verdad pero sólo en parte, únicamente cuando está en exceso. Lo que no saben es que sin este no podríamos vivir, pues desempeña funciones de suma importancia en el organismo. Debemos admitir su utilidad, esto sólo se logra conociendo sus funciones.

  Sin quitar importancia a ninguna, puede ser que la más relevante sea conformar las membranas de todas las células de nuestro organismo en distintas proporciones, es decir que forma parte de la membrana celular junto con otros elementos como los fosfolípidos, glúcidos y proteínas, desempeñando una función estructural, otorgándole características a la membrana plasmática tales como la fluidez.

     Otra de sus funciones es que forma la base para a partir de este, sintetizar diversos compuestos con actividad en el organismo. Por este motivo se le conoce como Precursor. La mayoría de la gente no sabe que las hormonas que nos dan las características sexuales como la progesterona y los estrógenos en la mujer, la testosterona en el hombre tienen como precursor al colesterol. ¿Que importancia tiene? Los dejare que se den cuenta ustedes mismos, sólo les digo que la progesterona regula varias funciones en el organismo femenino, controla el ciclo menstrual junto con los estrógenos, prepara el cuerpo de la mujer para la concepción, mantiene el embarazo, es sintetizada por el cuerpo lúteo, y después por la placenta durante el embarazo, además contribuye a la embriogénesis, o lo que es lo mismo el desarrollo del embrión. En el ciclo menstrual induce el crecimiento del endometrio y el mantenimiento del mismo, al ser producida por el cuerpo lúteo o amarillo, disminuir los niveles de progesterona y aumentar los de estrógenos el endometrio involuciona y se desprende dando lugar a la menstruación completando así el ciclo. De forma general la progesterona controla los efectos de los estrógenos, previene el hipotiroidismo. Mantiene los huesos fuertes y calcificados, los músculos de buen tono. Disminuye la inflamación; conserva un buen tropismo de la piel y su elasticidad estimulando la producción de colágeno, en el sistema inmune aumenta la respuesta de este; en la esfera emocional le da estabilidad a la mujer y mejora el animo; en la sangre mantiene una buena coagulación entre otras funciones que desempeña en conjunto con otras hormonas. Por su parte los estrógenos son los mayores responsables de las características femeninas, al incrementar los niveles de estos en la pubertad, las adolescentes desarrollan los caracteres sexuales secundarios como son el vello púbico, agrandamiento y oscurecimiento de los pezones, redistribuyen la grasa corporal aumentando el tamaño de los senos y de las caderas esculpiendo la bella forma femenina, a su ves actúa sobre el metabolismo del colesterol, aumentando los niveles de lipoproteínas buenas HDL (colesterol bueno). Al igual que la progesterona regulan el ciclo menstrual, elevan la síntesis de colágeno. Brindan protección a la mujer sobre las enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis, el envejecimiento. Aumentan la libido de la mujer, por otro lado producen cambios de humor frecuente, irritabilidad y depresión. Siendo ahora el turno del hombre, la testosterona en el varón determina las características sexuales, y los cambios en la pubertad, desarrollo del vello púbico, barba, crecimiento del pene en longitud y grosor, aumento y oscurecimiento del escroto, acentuación del diámetro de la espalda, desarrollo de la masa muscular y ósea, cambio de voz, en fin los hombres le debemos la “fuerza” y virilidad a esta hormona.

     El Colesterol también es Precursor de una vitamina que juega un papel importante en el metabolismo del calcio, ayudando a su absorción en los intestinos y reabsorción por los riñones, fijando el calcio y el fosforo en los huesos, fortalece el sistema inmune, promueve el crecimiento celular, de forma general regula los niveles de calcio en sangre importante para la conducción nerviosa y el funcionamiento muscular, por ultimo previene la osteoporosis, estamos hablando del calciferol o también llamado Vitamina D.

     Por otro lado las hormonas aldosterona y el cortisol producidas en las glándulas suprarrenales tienen como precursor al Colesterol, la primera participa en el ciclo hidrosalino  actuando en los riñones, formando además parte del sistema renina angiotensina, eje que incrementa la presión arterial, la aldosterona eleva la reabsorción del agua en los riñones, reteniendo sodio y aumentando la excreción del potasio. El Cortisol por su parte considerado como la hormona del estrés, junto con la insulina regulan los niveles de glucosa en sangre (Glicemia), aumenta los niveles de la misma, promueve la conversión de proteínas en glucosa, aumentando la gluconeogénesis, en el hígado incrementa la síntesis de glucógeno a partir de glucosa (Glucogénesis). Deprime la respuesta del sistema inmune, disminuye la formación ósea, actúa en el metabolismo hidromineral. Finalmente el colesterol también es precursor de las sales biliares, que permiten la digestión y absorción de las grasas ya que permite emulsificar estas permitiendo que sean digeribles.
            
     Sin duda el colesterol forma parte importante de nuestro cuerpo y metabolismo, es precursor de varias hormonas que permiten el funcionamiento del organismo, que nos dan nuestras características, es componente de la célula, por eso la próxima vez que nos preguntemos ¿Es malo el colesterol? No podremos decir que sí. Ya que como muchas otras cosas, solo el exceso, un desequilibrio o desbalance en el metabolismo del mismo sería dañino, provocando toda la nocividad conocida, sin embargo manteniéndolo en buenos niveles y consumiéndolo con medida en los alimentos que lo contienen podremos gozar de una buena salud.


Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.