Síndrome de Sudeck

0 comentarios
Síndrome de Sudeck
El síndrome de Sudeck también conocido como Enfermedad de Sudeck (distrofia o atrofía de Sudeck) o síndrome de distrofia simpática refleja (SDSR o RSDS) es una enfermedad inflamatoria del tejido conectivo. Generalmente ocurre después de una lesión en el brazo, mano, hombro, pie o pierna.

El síndrome de Sudeck se caracteriza por la recurrencia de dolor, hinchazón, trastornos de movilidad, cambios en la piel, diferencias de temperatura en la localización de la herida después de la cicatrización. En los casos graves, hay una pérdida total de la función de las extremidades involucradas.

El tratamiento de la enfermedad de Sudeck requiere paciencia y actividades por parte del sujeto. La posibilidad de cura sucede si el tratamiento se instaura tempranamente. Las mujeres menopáusicas son más comúnmente afectadas.

La enfermedad se conoció por el cirujano de Hamburgo Paul Sudeck en 1900, sin embargo se ha descrito antes en los soldados con heridas de bala.

Causas de la Enfermedad de Sudeck
  • Lesiones extremas después de un accidente (por ejemplo, fracturas, contusiones, esguinces, quemaduras), herida después de una cirugía, infección local (absceso)
  • Fisioterapia después de una quiescencia secundaria a una lesión
  • Enfermedad neurológica
  • Aparición espontánea de la enfermedad de Sudeck, sin causa aparente (rara)

La aparición de la enfermedad de Sudeck no depende de la gravedad de la lesión, incluso una lesión muy leve puede ser seguida por una enfermedad de Sudeck. Por esta razón, se estima que el mecanismo de exceso de reflejos del sistema nervioso es el origen de la enfermedad.
Los factores psicológicos presentes antes del accidente (muerte de un ser querido, problemas conyugales u otros profesionales, depresión, ansiedad) parecen favorecer la aparición de la enfermedad. En la actualidad, todavía no está claro por qué un sujeto desarrolla una enfermedad de Sudeck y otro no la desarrolla, a pesar de haber tenido la misma lesión.

Enfermedad de Sudeck
Hay tres etapas en la enfermedad:
  • Etapa I: inflamación acompañada de hinchazón, enrojecimiento e hipertermia
  • Etapa II: trastornos circulatorios acompañados de hipotermia
  • Etapa III: atrofia

Síntomas de la enfermedad de Sudeck
  • Dolor: dolor en reposo, movimiento nocturno
  • Cambios en la piel: hinchazón de la piel (se vuelve apretada, brillante, pastosa), color rojo-azul, aumento de la sudoración, las venas superficiales son muy visibles.
  • Diferencia de temperatura: primero hipertermia (en comparación con una parte sana del cuerpo), luego enfriamiento del área afectada.
  • Hinchazón: las articulaciones están hinchadas y las personas discapacitadas.

En una etapa avanzada:
  • Atrofia muscular: después de aumentar de tamaño, los músculos se vuelven muy delgados.
  • Atrofia de la piel: la piel aparece lisa, brillante y es difícil de pellizcar, un crecimiento del cabello se produce principalmente en la parte posterior de la mano y en el pie en la parte superior
  • Rigidez: atrofia de las cápsulas y ligamentos y rigidez de las articulaciones
  • Cambio de temperatura: debido a la falta de circulación,  hipotermia local
  • La osteoporosis sólo es visible en la radiografía

Diagnóstico de la enfermedad de Sudeck
No hay una prueba biológica para destacar la enfermedad de Sudeck. El médico hace el diagnóstico basado principalmente en los hallazgos físicos y la historia clínica.
  • Mediciones de temperatura: medición de temperatura generada por la superficie corporal
  • Medir la secreción de sudor
  • Radiografía, tomografía computarizada (CT), resonancia magnética (MRI): para resaltar una descalcificación ósea.
  • Bloqueos: utilizando anestesia, pueden reducir la actividad simpática, este método permite obtener información diagnóstica y una acción terapéutica, en la medida en que la enfermedad de Sudeck depende del sistema simpático (La parte simpática del sistema nervioso autónomo).
  • Escintigrafía en tres fases: revisión de la medicina nuclear específica

El dolor y la inflamación en las extremidades también pueden provenir de otras enfermedades, por lo que es importante descartarlas (trombosis venosa, linfedema, afectación ganglionar en casos de cáncer de mama).


Opciones de tratamiento de la enfermedad de Sudeck
El tratamiento temprano, a menudo en el hospital, dirigido por un médico experimentado (reumatólogo, anestesiólogo, neurólogo, ortopedista) es crucial en términos de posibilidades de recuperación. El tratamiento debe considerar factores físicos y psicológicos.

El objetivo del tratamiento es la preservación de la funcionalidad normal de la parte del cuerpo afectada, es decir, la movilidad de las extremidades. El tratamiento requiere paciencia del paciente y del médico. Es muy difícil influir en el curso de la enfermedad y la carga psicológica causada por el dolor es muy importante.

Tratamiento farmacológico del dolor
No inicie el tratamiento por su propia iniciativa: el calor generalmente aumenta los síntomas. En el tratamiento del dolor, se considera el tipo de dolor.
Se utilizan las siguientes sustancias:
  • Medicamentos antirreumáticos: Si el dolor es prolongado con inflamación
  • Antidepresivos: Si el dolor es prolongado y con trastornos del sueño
  • Opioides, opiáceos: si dolor es muy intenso; dolor desencadenado por el sistema nervioso simpático, calambres musculares

Otras posibilidades para luchar contra el dolor
  • Bloqueos: utilizando anestesia, pueden reducir la actividad simpática, este método permite obtener información diagnóstica y una acción terapéutica, en la medida en que la enfermedad de Sudeck depende del sistema simpático.
  • Estimulación eléctrica de la médula espinal
  • Anestesia epidural: bloquea la conducción nerviosa en la médula espinal

Otros medicamentos
  • Medicamentos que inhiben la destrucción ósea (calcitonina, bifosfonatos)


Fisioterapia ocupacional
Es importante que el paciente participe activamente y asuma sus responsabilidades durante el tratamiento.
  • En primer lugar, descansar; posiblemente el uso de férulas
  • Elevación de la parte afectada
  • Enfriar ligeramente (NO hielo)
  • Drenaje linfático manual
  • Electroterapia, TENS (estimulación nerviosa eléctrica transcutánea: inhibición de la conducción del dolor por estimulación nerviosa por corriente eléctrica)
  • Masajes del tejido conectivo
  • Fisioterapia con cuidado activo
  • Terapia ocupacional para mantener la movilidad
  • Formación específica con especialistas
  • Aprendizaje de técnicas de relajación, psicosociales

Psicoterapia de la Enfermedad de Sudeck
  • Cuestiones psicológicas y psicosociales.

Medicina complementaria de la enfermedad de Sudeck
Los siguientes métodos de medicina complementaria han demostrado ser eficaces en la enfermedad de Sudeck: el método Feldenkrais (forma específica de terapia del movimiento), terapia neural, homeopatía, acupuntura. Estas técnicas pueden utilizarse para complementar la medicina convencional.

Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.