Clasificación del Abdomen Agudo Quirúrgico

0 comentarios


Abdomen Agudo
El abdomen agudo para el cirujano es un reto al que se enfrenta frecuentemente, ante un paciente con esta afección debe de determinar un diagnóstico para que el paciente reciba el tratamiento adecuado; razón por la que se auxilian de distintas clasificaciones que le permiten orientarse para poder plantear determinada enfermedad, así como el estado del paciente. Se trata pues de una herramienta diagnostica.


Existen variadas clasificaciones para el abdomen agudo, mencionaremos las más empleadas y conocidas.

Se puede establecer una clasificación evolutiva que no solo relaciona las etapas del proceso desde su inicio hasta su terminación, sino que también relaciona los aspectos clínicos con los anatomofisiopatológicos. Esta los divide en tres períodos:

Período inicial. Está caracterizado por las manifestaciones sindrómicas simpáticas: anorexia, epigastralgia, nauseas, vómitos, shock neurogénico.
Período de estado. Se caracteriza diversos síndromes: inflamatorio visceral, hemorrágico, oclusivo, perforativo, de torsión de víscera sólida o tumor y síndrome de necrosis hemorrágica extensa.
Período final. Está caracterizado por un síndrome toxiinfeccioso debido a una peritonitis generalizada.

Otras clasificaciones emplean las agrupaciones en síndromes, las de mayor relevancia han sido las siguientes:

Clasificación de Prini:
Síndromes con sintomatología definida: síndrome peritoneal, síndrome hemorrágico, síndrome obstructivo.
Síndromes con sintomatología no definida: síndrome de torsión, síndrome perforativo.
Grandes dramas abdominales: pancreatitis aguda hemorrágica, trombosis mesentérica, vólvulo total de intestino delgado.


Clasificación etiológica de Christman:
Síndrome hemorrágico.
Síndrome perforativo.
Síndrome oclusivo por íleo.
Síndrome oclusivo vascular.
Síndrome inflamatorio.


Clasificación clínica de Dussant:
Síndrome peritoneal.
Síndrome oclusivo.
Síndrome hemorrágico.
Síndrome vascular.


Clasificación clínica etiológica de Rodiles:
Síndrome oclusivo.
Síndrome peritoneal.
Síndrome hemorrágico.
Síndrome de torsión.
Síndrome isquémico o vascular.

Mondor, en su libro sobre abdomen agudo establece la siguiente clasificación:
Peritonitis aguda.
Traumatismos del abdomen.
Hemorragias intraperitoneales.
Oclusiones intestinales.
Otros síndromes.


Moullé clasifica la urgencia de la siguiente manera:
Extrema urgencia (cuentan los minutos). Corresponde a las hemorragias masivas donde la intervención es el elemento más importante de la reanimación (ej., aneurisma aórtico roto, herida de grandes vasos, rotura hepática o esplénica, rotura cataclísmica de un embarazo ectópico).
Urgentes (cuentan las horas). Es indispensable la preparación preoperatoria, pero esta debe ser breve, pues su retraso abusivo aumenta la morbilidad y la mortalidad (ej., perforación intestinal o biliar, oclusión con estrangulación, embolia arterial mesentérica).
Dentro de las 12 h. No es admisible la precipitación y merecen operarse dentro de las 12 h de establecido el diagnóstico (ej., apendicitis aguda común, oclusión por obstrucción simple).
Contemporización quirúrgica. Se benefician con la contemporización quirúrgica y justifica el tratamiento médico bajo vigilancia y mantenido durante algunos días. (ej., colecistitis aguda habitual no perforada, pancreatitis aguda, diverticulitis colónica aguda no perforada, algunas perforaciones de úlcera gastrointestinal).

Nosotros recomendamos usar la siguiente clasificación la cual resulta versátil, y sencilla a la vez:

1. Síndrome peritonítico:
a) Primitivo.
b) Secundario:
Inflamatorio visceral (apendicitis, colecistitis, diverticulitis).
Perforativo (ulcera pépticas perforada, cuerpo extraño con perforación y otros).
2. Síndrome hemorrágico:
a) Traumático (ruptura traumática de bazo, hígado y otras).
b) No traumático:
No ginecológico:
Espontáneo.
Secundario (posoperatorio).
Ginecológico:
No relacionado con el embarazo (folículo hemorrágico).
En relación con el embarazo: del primer trimestre (embarazo ectópico roto), del tercer trimestre (rotura uterina).
3. Síndrome oclusivo:
a) Mecánico:
Estrechamiento del calibre:
Inflamatorio.
Traumático.
Vascular.
Tumoral.
Obstrucción de la luz:
Parásitos.
Cálculos biliares.
Fecaloma (cuerpo extraño).
Adherencias y bridas:
Congénitas.
Inflamatorias.
Traumáticas.
Neoplásicas.
Hernias internas o externas.
Vólvulos.
Invaginación.
Anomalías del desarrollo.
Compresiones extrínsecas causadas por neoplasias.
b) Desequilibrio nervioso (neurógeno):
Íleo por inhibición (paralítico o adinámico).
Íleo espasmódico dinámico.
c) Por obstrucción vascular (embolia o trombosis mesentérica), (arterial o venosa).
4. Síndrome mixto o indefinido:
a) Torsión de pedículo de anejo, tumores y quistes ginecológicos.
b) Necrobiosis de fibromas uterinos.
c) Torsión del pedículo esplénico.
d) Infarto del bazo.
e) Torsión del epiplón mayor.
f) Infarto del epiplón mayor.
g) Pancreatitis aguda.

Desde el punto de vista clínico se puede utilizar como clasificación metodológica para el enfoque de las causas etiológicas y aplicables a cualquier situación, la siguiente:
Anomalías congénitas.
Traumatismos y sus consecuencias.
Procesos inflamatorios (específicos e inespecíficos, agudos, subagudos o crónicos).
Procesos neoplásicos (benignos y malignos).
Procesos degenerativos.

De acuerdo con los síntomas que se presenten en el abdomen agudo se puede adoptar otra clasificación atendiendo a la sintomatología:
Sintomatología definida:

  • Peritoneal.
  • Hemorrágico.

Sintomatología indefinida

  • De torsión.
  • Perforativo.
  • Obstructivo

Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.