La Fruta que mata el Cáncer

0 comentarios

Existe para los naturistas y ahora de interés científico una planta con un fruto de propiedades sorprendentes, denominada “Amla”, aunque también recibe muchos otros nombres entre ellos la Uva o Grosella de La India, muy importante en la medicina ayurvédica. Este fruto contienen grandes cantidades de ácidos ascórbico (vitamina C) 20 veces más que la naranja. El contenido en taninos y otros polifenoles le confiere propiedades antioxidantes, antivirales y antibióticas. También contiene flavonoides, kaempferol, ácido elágico, ácido gálico, vitaminas del grupo B, calcio, potasio, hierro y pectinas.


¿Qué es el amla? 

 

El amla, botánicamente es conocido como Amilica Embillicus, es un árbol caduco que crece entre 6 y 9 metros de altura. El árbol se encuentra generalmente en India y en Nepal, es por este motivo que generalmente se lo denomina grosella India o Nepalesa. El árbol es conocido principalmente por su fruta redonda, pequeña y verde. La fruta tiene un sabor ácido y amargo. Excepto por la semilla, todas las partes de la fruta del amla son comestibles.


¿Para qué sirve el amla? ¿Cuáles son los beneficios para la salud?

 

El alma o grosella es usada en el tratamiento en distintas enfermedades, sus propiedades sugieren que sus extractos podrían mejorar la artritis reumatoide y la osteoporosis e incluso tiene propiedades anti-cancerígenas. Además, se ha usado en la pancreatitis aguda. La fruta es el más importante de la medicina naturalista; ya que estudios sobre los indígenas desde el año 2011, dicen que esta fruta tiene propiedades contra el cáncer el cual posee un excelente antioxidante y regulador inmunológico.
El amla es rico en antioxidantes que ayudan a restringir el crecimiento de células cancerígenas. Ayuda a mantener a raya el daño de los radicales libres. Los antioxidantes presentes en el amla pueden incluso contraatacar los efectos colaterales de los medicamentos para el cáncer. Se considera preventivo en el desarrollo de cáncer de estómago, de piel y de hígado.
El amla es una de las plantas más importantes de la medicina ayurvédica tradicional (es un antiquísimo arte de curar, que se practica en India desde hace más de 5000 años en forma ininterrumpida) y en la India ha sido valorado por sus propiedades beneficiosas durante miles de años. Se lo ve principalmente como un poderoso rejuvenecedor que promueve la longevidad y el bienestar general.
Se conoce como una ayuda muy beneficiosa para la digestión por ser una fruta rica en fibras. Contribuye a la evacuación intestinal saludable y hace que los tractos gastrointestinales se mantengan limpios. Su sabor ácido y amargo desencadena varios receptores del gusto y hace que se activen las enzimas digestivas, estimulando el buen funcionamiento del tracto gastrointestinal. Estos jugos ayudan en la descomposición adecuada de los alimentos para lograr una digestión eficiente. El amla es conocido por neutralizar la acidez estomacal y por su efecto refrescante. Algunos le atribuyen un efecto afrodisíaco.
Es reverenciado en la ayurveda (se considera una de las hierbas más poderosas para mejorar la salud y el bienestar general) debido a que posee un equilibrio único de sabores ácido, dulce, acre, amargo y astringente en una sola fruta. Al hacerlo, se cree que ayuda a aliviar las causas subyacentes de una gran variedad de problemas e incluso de desequilibrios emocionales.
Mencionamos su alto contenido en ácido ascórbico (es la fuente más rica de vitamina C). Lo que la convierte en uno de los impulsores inmunológicos más fuertes disponibles para la humanidad. Esto significa que el consumo regular de amla ayuda a prevenir todo tipo de infecciones bacterianas, virales y fúngicas. El amla alivia el estrés y puede ayudar a inducir el sueño profundo. Ayuda a mejorar la memoria y mejora las funciones cognitivas.
Se le atribuyen otros beneficios los cuales se han ido probando, como la ayuda en el control del peso, del colesterol, mejorar la salud de la piel, el cabello, control de la Diabetes entre otras.


Contraindicaciones y Efectos secundarios

 

Aunque se mencionan maravillas del amla se han encontrado algunos inconvenientes que tienen también otros frutos, por ejemplo la dosis nocturna antes de dormir puede debilitar los dientes del mismo modo en que puede hacerlo la sobreexpocisión a frutas cítricas, erosionando el esmalte de los dientes. Siendo una fruta comestible, no hay otros inconvenientes conocidos con respecto al amla, incluso en dosis altas. Existe cierta evidencia que sugiere precaución entre individuos con deficiencia de hierro, debido a que el amla puede formar quelatos con hierro y reducir por lo tanto la cantidad de hierro utilizable en la sangre, llevando con el tiempo a una anemia ferropénica.


¿A qué dosis debe ingerirse?

La mejor forma de usar el amla es consumiendo su jugo fresco. Sin embargo, dado que puede ser amargo y ácido, la es difícil de manejar para la mayoría de las personas. Una cualidad maravillosa del amla es que el calor o el disecado no reducen sus propiedades nutricionales. Es por esto que se pueden agregar trozos frescos de amla a los vegetales cocidos. El encurtido o chutney de amla es otra forma de incluir esta maravillosa fruta en su dieta cotidiana. Si se obtiene en fruta puede consumirse al gusto. Existe preparado en polvo que en una dosis de 2 a 5 gramos por día es bien tolerable para la mayoría de las personas. Generalmente va bien con la mayoría de los alimentos.


¿Qué otros nombres recibe?

Al ir a alguna tienda o mercado podemos tropezar con ella e ignorarlo, por eso es importante saber con qué otros nombres se conoce: Aamla, amla, Anmole, Amilica Embillicus, Amalki, Amlakhi, Amalika, Dhatri, Emblica officinalis, Emblica offcinalis Gaerte, Emblic Myrobalam, Grosella, Grosella India, Tellina, Nellikkai, Nellikkaai, Grosella nepalesa, Olay, Phyllanthus emblica y Usiri.


Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.