Escroto Agudo

0 comentarios
Dolor Testicular
El escroto agudo es aquel cuadro clínico caracterizado por la aparición de dolor agudo acompañado de tumefacción y signos inflamatorios (calor, rubor, tumor) a nivel escrotal. La etiología es variada, las más frecuentes son la torsión testicular (45%), la torsión de una hidátide (35%), la epididimitis (15%) y el edema escrotal idiopático (5%). Es importante descartar cuando nos encontremos frente a una torsión testicular ya que ésta requiere tratamiento quirúrgico inmediato.


Etiología

·       Alteraciones circulatorias
§  Torsión testicular
§  Torsión de una hidátide testicular
§  Tumefacción testicular secundaria a hernia incarcerada
·       Alteraciones Inflamatorias
§  Epididimitis
§  Orquitis
·       Tumores
§  Tumor testicular de crecimiento rápido
§  Leucemia
·       Causa Alérgica
§  Edema escrotal idiopático
§  Edema en la Púrpura de Shönlein Henoch
§  Picadura de Insecto
·       Traumatismos
§  Hematoma Escrotal

Cuadro clínico

El inicio generalmente es brusco, acompañado o no de otros síntomas como pueden ser los vómitos y afectación general, suele ser propio de la torsión testicular. El dolor brusco aparece también en la torsión de las hidátides de Morgagni, aunque en este caso es mucho menos intenso y pocas veces se acompaña de otros síntomas; el dolor se irradia a la fosa ilíaca o a la zona lumbar.

En los procesos inflamatorios como la orquitis o epididimitis, el inicio acostumbra ser menos brusco, menos aparatoso y más insidioso. A veces se acompaña de la presencia de un síndrome miccional.

En el edema escrotal idiopático, el dolor y las molestias van referidos a la piel que se encuentra tumefacta. Es necesario preguntar siempre sobre la posibilidad de que haya existido un traumatismo importante que puede dar lugar a un hematoma. La cuidadosa exploración del escroto debe permitir orientar el diagnóstico.

En las torsiones de hidátide se puede encontrar un punto doloroso en el polo superior del testículo, apreciándose una pequeña masa que puede llegar a alcanzar el tamaño de un guisante.

En la torsión testicular la palpación es dolorosa y el teste está agrandado, retraído y fijo. El reflejo cremastérico desaparece. En el edema escrotal idiopático lo molesto es la palpación cutánea, mientras que si podemos explorar el testículo lo encontramos libre e indoloro.

Pese a todo el diagnóstico no siempre es fácil ya que la tumefacción y el propio dolor impiden poder realizar el diagnóstico exacto. La intervención quirúrgica es la única forma de confirmarlo. La necesidad de tomar decisiones y medidas terapéuticas urgentes hace que en la gran mayoría de casos no sea posible realizar exámenes complementarios. La gammagrafía testicular y el Eco-Doppler color pueden corroborar la sospecha. La gammagrafía tiene el inconveniente de que requiere un tiempo mínimo de unas horas para su realización, lo cual la convierte en poco útil. El Eco-Doppler permite comprobar, al comparar con el otro testículo, la interrupción del flujo sanguíneo. Es una prueba que pocas veces puede realizarse en los Servicios de Urgencias.


Diagnóstico diferencial

Debe realizarse con todas las entidades descritas y, de forma esquemática, lo más importante es saber si nos encontramos frente a una. De entre las posibles causas no debemos olvidar la posibilidad de encontrarnos frente a una hernia inguinal complicada.


Tratamiento


La revisión quirúrgica es obligada en todos los casos en los que se realiza el diagnóstico de torsión y en todos aquellos en los que existen dudas diagnósticas o no nos es posible hacer un diagnóstico exacto. Es necesario recordar que la necrosis testicular empieza a ser irreversible pasadas las 6 primeras horas. Entre las 6 y las 12 primeras horas sólo se recuperan el 70% de testículos y pasadas las 12 horas sólo un 20%.


Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.