Retinopatías

0 comentarios

Los antiguos filósofos consideraban a los ojos como la ventana del alma, y no estaban tan equivocados, pues los ojos nos pueden aportar muchos datos semiológicos, para determinar el estado del cuerpo o de salud, ya sea a través del iris, o mediante la exploración de la retina, que nos permite clasificar el estadio, grado o avance de una enfermedad, por ejemplo en la hipertensión arterial o en la Diabetes Mellitus.


La Retinopatía es la afección de la Retina, cualquier estado que se salga de su fisiología normal, estos procesos son evolutivos y pueden clasificarse atendiendo a distintos criterios. Veamos las principales.



Retinopatía Hipertensiva o Esclerohipertensiva

Cualquier forma de hipertensión arterial influye sobre las arteriolas retinianas en las que se observa vasoconstricción, que al mantenerse con cierta intensidad y tiempo puede llevar a la hipoxia de la retina, la que se manifiesta por el aumento de la permeabilidad de los capilares, produciéndose por lo tanto, hemorragias y exudados.

Los grados de hipertensión son

• Grado I. Constricción arteriolar focal
• Grado II. Extensión de la constricción a todo lo largo de una o más arteriolas.
• Grado III. Aparecen hemorragias y exudados retinianos.
• Grado IV. A todo lo descrito se le suma el papiledema. -

Los grados de la esclerosis son

• Grado I. Aumento focal del reflejo arteriolar.
• Grado II. La arteriola toma un aspecto cobrizo.
• Grado III. El reflejo arteriolar es más intenso y toma un aspecto plateado.
• Grado IV. La arteriola se oblitera por las alteraciones ocurridas en sus paredes, tomando el aspecto de un cordón fibroso.

En los puntos de entrecruzamiento de las arteriolas sobre las venas, encontramos signos de esclerosis arteriolar que son 4:

• Grado I Entrecruzamiento simple sin depresión de la arteriola sobre la vena.
• Grado II La depresión es mayor, produciéndose el afinamiento de las porciones distal y proximal de la vena. Signo de Gunn
• Grado III La porción distal de la vena se dilata
• Grado IV Además de lo anterior, las porciones de las venas (proximal y distal) cambian su dirección tomando forma de S.



Retinopatía por toxemia del embarazo

El examen del fondo de ojo es el propio de una retinopatía hipertensiva, con escasos signos de esclerosis arteriolar que dependen de la edad de la embarazada y de la ausencia o no, de antecedentes hipertensivos. Se observa la variabilidad de la constricción arteriolar, así como la producción de exudados, hemorragias y edemas retinianos; este último es un elemento de importancia en la caracterización de esta retinopatía. De incrementarse el edema, puede ocurrir el desprendimiento secundario de la retina, el cual puede ser bilateral.

Con la interrupción del embarazo puede normalizarse el estado de la salud ocular; frecuentemente regresa la retinopatía e incluso el propio desprendimiento de la retina.



Retinopatía diabética

Esta retinopatía esta considerada como una de las principales causas de ceguera. La mayoría de los autores coinciden en que la retinopatía se instala entre los 7 y los 15 años de evolución de la diabetes. La lesión esencial del diabético es la microangiopatía (complicación de la Diabetes). Se produce una alteración con perdida de la distribución de las células de la pared vascular, o que conduce a la dilatación y al  éxtasis.

Según el carácter predominante, la retinopatía diabética presenta como formas clínicas importantes las siguientes: exudativa, proliferativa y mixta

Las alteraciones fundamentales del fondo de ojo del diabético son:
•Microlesiones evidenciadas por microaneurismas, microexudados y microhemorragias
•La tortuosidad y dilatación vascular con predominio venosa.

Otras lesiones que pueden observarse son la neoformación y obstrucción vascular y la proliferación del tejido conectivo glial.

Las hemorragias masivas, la invasión vítreoretiniana de los vasos neoformados y las proliferaciones, pueden llevar a la desorganización de las estructuras del fondo de ojo y a la ceguera. Se pueden producir desprendimiento de la retina e hipertensión secundaria.

Tratamiento: La fotocoagulación por empleo de rayos láser es un valioso aporte al tratamiento de las alteraciones vasculares del fondo de ojo de origen diabético. En los casos de desprendimiento de la retina, el tratamiento es quirúrgico, así como en los casos de grandes compromisos vitreoretinianos se aplican las modernas técnicas de la vitrectomía.

Ver También:

Descargar PDF Retinopatías

Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.