Factores Agresores para el Desarrollo de Gastritis y Úlcera Péptica

0 comentarios

Anteriormente habíamos publicado cuales son nuestros Factores Defensivos contra el desarrollo de una Gastritis o cualquiera de las Úlceras Pépticas. Y no podíamos dejar pasar la ocasión para analizar cuáles son los Factores Agresores que permiten el desarrollo de estas patologías tan frecuentes, pues todos tenemos algún allegado que las padezca, o por el contrario contamos con experiencia personal.



Es lógico pensar que podemos considerar como Factor Agresor todo aquel que sea contrario a los Factores Defensivos, así tenemos que será agresivo para nuestro organismo todo aquello que interfiera con el buen funcionamiento de nuestro Estómago y Duodeno, por ejemplo cualquier demora en el vaciamiento o alteración en la motilidad, pues existen personas que tienen una digestión lenta. Algo similar sucede con el mucus, es decir, el gel que secretan células de la mucosa gástrica para protegerse, si la calidad de este es mala la protección será defectuosa, ocurre lo mismo si disminuye la secreción de mucus. Una mala irrigación sanguínea hacia la mucosa afectaría la misma. Los trastorno nerviosos que repercutan en la retroalimentación (Feed back) ocasionaran que el Estómago no reaccione bien a los estímulos, es decir, cuando este recibe alimento debe aumentar la acidez, no antes, y no mantenerla una vez que se ha vaciado.

La sola presencia del Acido Clorhídrico (HCL) y la Pepsina a pesar de ser fisiológica es agresora, daña la mucosa del tracto digestivo; no obstante la recuperación del epitelio gástrico es tan acelerada que permite en condiciones normales nivelar esto; a nivel duodenal el bolo alimenticio se mezcla con las sales biliares (alcalinas) procedentes de la vesícula biliar aumentando el pH, impidiendo así el daño del duodeno y del resto del intestino delgado. Por tal motivo el HCL y la Pepsina son factores agresores, más aun si se halla una condición que incremente su concentración. Existen personas que tienen un mayor número de células parietales en el Estómago, que son las encargadas de producir el HCL.

Mencionamos también en los Factores Defensivos la importancia de una buena dieta y estado psíquico, por tal motivo será Factor Agresor una alimentación inadecuada, tanto en la calidad de la misma como en la cantidad (debemos aprender a comer), de igual forma un Stress mantenido repercute sobre todo el organismo y a nivel estomacal favorece la producción de Gastritis y Úlceras tanto gástricas como duodenales.

Ahora pasemos a aquellos Factores Agresores que no hemos citado. Uno conocido y muy difundido es la presencia de la bacteria Helicobacter Pylori, por lo que se debe asistir al médico para que haga diagnostico e indique tratamiento antibacteriano adecuado. Los medicamentos también agreden nuestras mucosas principalmente la gástrica, la máxima expresión de esto por su mecanismo de acción son los Anti-inflamatorios no Esteroideos (AINES) y los Esteroideos o Corticoides, ya que inhiben la producción de prostaglandinas necesarias para la protección de la mucosa por el gel de mucus. El consumo de alcohol y tabaco puede ser muy perjudicial para nuestras vías digestivas. No podemos dejar de señalar los factores hereditarios que también son elementales, así como también es significativo que la presencia de Gastritis y sobre todo de Úlcera Péptica es más frecuente en personas con grupo sanguíneo O y A. Finalmente cualquier tumor a nivel gástrico o duodenal favorece la producción de Úlceras.

Es importante tener cuidado con todos estos Factores Agresores, principalmente aquellos que dependen directamente de nosotros y podemos controlar, como los hábitos alimenticios, no ingerir bebidas alcohólicas ni fumar, no usar medicamentos anti-inflamatorios si no han sido prescritos por un profesional. Así como el control del Stress.


Factores Agresores:


  • Presencia de HCL y pepsina.
  • Mayor número de células parietales.
  • Deficiencias en la motilidad y evacuación gástrica.
  • Presencia de cepas patógenas de Helicobacter Pylori.
  • Deficiencias en la calidad del gel por carencias en calidad y cantidad en la producción de mucus y bicarbonato.
  • Uso de medicamentos de AINES y Corticoides.
  • Deficiencias en la irrigación gástrica.
  • Trastornos  de la retroalimentación (Feed back).
  • Consumo de tóxicos como tabaco y alcohol.
  • Estrés agudo o crónico mantenido.
  • Deficiencias alimenticias.
  • Factores hereditarios.
  • Grupo sanguíneo O y A.
  • Tumores.

Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.