Todo está Dentro de Ti

1 comentarios
     En ocasiones la aceptación personal es algo imposible de lograr, empezando por el hecho de que la mayoría de nosotros lo desconocemos, Sí, así como lo leíste, muchos de nosotros ni siquiera sabemos que no nos aceptamos tal y como somos. Pero esto es sólo la punta del Iceberg o la cabeza de la serpiente, el verdadero problema consiste en que tenemos un total desconocimiento de nuestro ser.
Tal vez te sorprendas al leer los siguientes párrafos, pero si te das la oportunidad a reflexionar sobre el tema, a cuestionarte y sobre todo a experimentarlo, descubrirás que las cosas no son como parecían, el mundo tendrá nuevos caras, distintos ángulos, surgirán un sinfín de objetos, personas, hechos que siempre estuvieron ahí y no los habías visto. Mágicamente tu vida cambiara, las cosas que creías imposibles de lograr, ahora se convertirán en realidad y con una facilidad sorprendente, lo que nunca imaginaste llegara a ti; te llenaras de dicha tú y los seres que te rodean, descubrirás nuevos sentimientos, la vida tendrá otro color, y el aire que respiras te resultara más fresco y agradable que nunca.

Bueno, ahora dirás todo esto suena maravilloso, pero, ¿Cómo lo logro?. La respuesta es muy sencilla; lo difícil es entenderla y creerla. Veamos cómo explicarlo de una manera que se entienda. Antiguamente los sabios siempre nos han dicho “La solución a tus problemas está dentro de ti mismo”; no se equivocaban, la cuestión es que casi nadie se detiene a buscar las soluciones o la verdad en el interior, porque se nos ha olvidado cómo hacerlo, hemos llenado nuestra cabeza de tantos prejuicios, la vida actual, lo moderno, los medios de comunicación, la tecnología, la política, las religiones y todo tipo de tendencias nos han enajenado, alejándonos de nuestro camino natural. No estoy criticando ningún sistema político, religioso, económico o de cualquier índole, lo que critico es la manera en que causas externas nos alejan de lo que somos: seres naturales, pensantes y espirituales, muchos autores para referirse a lo mismo, definen al hombre como ser BIOPSICOSOCIAL, no importa el nombre, lo relevante es que lo olvidamos. Probablemente tú seas muy intelectual, le des importancia a tu cuerpo pero olvides tu espíritu, o por el contrario dediques la mayoría de tu tiempo a tu espíritu sin darle importancia a tu cuerpo y el cultivo de tu mente, en fin las posibilidades aquí son infinitas, pues a pesar de ser de una misma especie, nadie es igual a nadie, todos somos diferentes, con elementos particulares que conforman formulas únicas, esencias especiales e irrepetibles.

No basta con leer esto repetidas veces, o escucharlo de otra persona hasta el cansancio, pues basta con recibirlo una sola vez, pero entenderlo, creerlo, hacerlo propio. Lamentablemente el ser humano es por naturaleza escéptico; la única manera de vencer un muro con el cartel de “escepticismo” en la base es con pruebas, que además son las de tipo visible y palpable las más efectivas; me pregunto ¿cómo demostrar algo que no se puede ver ni tocar?, pues resulta sencillo, partiendo del hecho de que no debemos verlo con los ojos ni usar el tacto para palparlo, sino la conjugación de los 5 sentidos, y digo 5 porque en otra comunicación descubriremos que no son solo esos. La manera de probártelo es buscando, esto requiere mucho entrenamiento, de forma tal que en cada situación que se te presente, ante determinado problema o situación, has una pausa, respira profundo y lentamente, a muchos nos funciona cerrar los ojos, concéntrate en ti, olvida el problema o la situación, deja de verlo como problema y míralo como un suceso, un escalón más en el transitar de la vida, sigue en pausa y entonces pregúntate ¿qué debo de hacer ahora? no desesperes, se paciente, y espera a que algo dentro de ti te de la respuesta, aprenderás a escucharte y sentirte, la contestación le llega a cada quien de manera distinta, algunos escuchamos algo, otros recibimos un pensamiento, varios tenemos manifestaciones orgánicas como “enchinarnos de la piel”, el detalle es aprender a reconocer esas señales , las primeras ocasiones será tardado, otras creerás que no obtienes respuesta, pero convéncete siempre la hay, tu espíritu, tu alma o como quieras llamarla, está en una coordinación con todo, sin importarle el tiempo o el espacio, forma parte de un infinito sistema, forma parte de un complejo que muchos califican de entropía, pero que en realidad tiene un orden; es la llamada energía cósmica, o universal, que muevo todo desde las pequeñas partículas que forman los átomos hasta los planetas y las estrellas. Siempre que ignores esto, que no obedezcas a estas señales tendrás resultados desfavorables. Limpiando tu mente, poniendo pensamientos positivos en tu cabeza sin obsesionarte con ninguno, atraerás a ti eso que piensas, pues fuerzas invisibles conjugaran todo para que lo obtengas. Alimentando tu fuerza, mejorando tu sensibilidad aprenderás a desarrollarte y desenvolverte en el sistema, fluirás como el agua, no encontraras problemas ni obstáculos, finalmente hallaras esa paz que buscas, la felicidad, te darás cuenta que “Todo está dentro de ti”.

Un comentario hasta el momento

  1. Toda la Verdad ya está inscrita en cada uno de nosotros; tanto nuestro ADN como nuestra alma son la expresión de la Verdad universal y cósmica. Tal como la evolución del Ser humano está gravada en nuestro ADN, toda la verdad del Cosmos está contenida en nuestra alma; sólo la mente puede mentir. La Verdad no es la creencia en lo que es verdadero; no es lo falso ni el error sino la mentira que es lo contrario.

    La manifestación de la Verdad es la realidad de lo que es, sin concepto, sin interpretaciones, sin argumentos. La primera interacción que tenemos con la Verdad es siempre interior, con nuestra propia experiencia individual de tal manera que entendemos que la manifestación de la Verdad es la gran Virtud del Cosmos inscrita dentro de nosotros. Las mentes sinceras y honestas reconocen la autenticidad de esta realidad y la sirven contribuyendo a fomentar la Vida; son plenamente conscientes que un obstáculo para su desarrollo es una mentira, obra de mentes inconscientes de que la Verdad está dentro de su ser profundo.

    La experiencia individual es la única interacción con la Verdad. Servir ésta es sentir íntimamente la armonía, la comunión de todo nuestro Ser con el Cosmos; somos conscientes de formar parte del Todo. Buda lo enseñaba de manera muy clara: « No tome por cierto todo lo que le dicen, incluso si estas palabras provienen de un maestro. No tome por real todo lo que está escrito, incluso si estas palabras provienen de gente sabia. No tome por hechas o adquiridas todas las tradiciones, las deducciones, rumores y analogías de todo tipo. Desde su propia experiencia, cuando sabe que las cosas son falsas y malas, renuncia a ellas. Desde su propia experiencia, cuando sabe que las cosas son buenas y verdaderas, entonces acéptelas y rastréelas”.

Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.