La Desnutrición, concepto y tipos

0 comentarios
Desnutrición
La desnutrición por defecto es el resultado de una disminución de la ingestión. Esta condición es el resultado de un desequilibrio entre las necesidades corporales y el consumo de nutrientes esenciales.


            La desnutrición, una deficiencia de nutrientes esenciales, resulta de una ingestión inadecuada debido a una dieta pobre o a un defecto de absorción en el intestino(mal absorción); a un uso anormalmente alto de nutrientes por parte del cuerpo o a una perdida anormal de nutrientes por diarrea, perdida de sangre(hemorragia), insuficiencia renal o bien, sudor excesivo.

            La desnutrición se desarrolla por etapas. Al principio, los cambios se producen en los valores de nutrientes en la sangre y en los tejidos, luego suceden cambios en los valores enzimáticos, seguidamente aparece una disfunción de órganos y tejidos y, finalmente, se manifiestan los síntomas de enfermedad y se produce la muerte.

            El organismo necesita más nutrientes durante ciertas etapas de la vida, particularmente en la infancia, en la niñez temprana y en la adolescencia, durante el embarazo y durante la lactancia. En la vejez, las necesidades nutricionales son menores, pero la capacidad para absorber los nutrientes esta también reducida.
Por tanto, el riesgo de desnutrición es mayor en estas etapas de la vida, y aun más entre los indigentes.

Concepto patológico

            Caquexia, estado avanzado de desnutrición calórica y proteica.

            El enfermo caquéctico recibe prolongadamente una ingesta escasa (desnutrición) y consume sus propias reservas. Presenta pérdida de peso (el niño no crece), cansancio (astenia), delgadez facial, relieves costales y pliegues cutáneos, muy marcados. El pelo pierde pigmentación, la piel palidece y aparecen con frecuencia úlceras cutáneas.

            Progresivamente aparecen insuficiencia cardiaca y renal, anemia e hipoalbuminemia, inmunodepresión, mala cicatrización y esterilidad. La muerte suele producirse por infecciones oportunistas.

            La desnutrición primaria puede ser cuantitativa (plagas de hambruna, anorexia nerviosa) o cualitativa (déficit proteico alimenticio: Kwashiorkor del Tercer Mundo, vegetarianos). En la desnutrición secundaria la ingesta es adecuada, pero los alimentos no se procesan, absorben o utilizan adecuadamente (mala dentición, síndromes de mal absorción y diarreas crónicas). El consumo calórico puede ser excesivo (hipercatabolismo) por enfermedades crónicas, como las infecciones o el cáncer. El organismo obtiene calorías, cuando no las recibe de la ingesta, mediante metabolización del tejido graso (reserva calórica) y muscular. En muchos enfermos estos procesos se potencian: el enfermo canceroso pierde apetito por las toxinas tumorales y metaboliza mal los alimentos por efecto de la quimioterapia, mientras las células tumorales consumen ávidamente calorías y proteínas obtenidas del resto del organismo

Desnutrición calórico-proteica

            Entre la inanición y la nutrición adecuada hay varios estados de nutrición inadecuada, como la desnutrición calórico-proteica, que es la primera causa de muerte infantil en los países en desarrollo. Esta afección es causada por un consumo inadecuado de calorías, que produce una deficiencia de proteínas y micronutrientes (nutrientes requeridos en pequeñas cantidades, como vitaminas y oligoelementos).

            Un rápido crecimiento, una infección, una herida o una enfermedad crónica debilitante pueden aumentar la necesidad de nutrientes, particularmente en los lactantes y niños pequeños que ya estaban desnutridos.

            Hay tres tipos de desnutrición calórico-proteica: seca (la persona esta delgada y deshidratada), húmeda (el individuo se hincha debida a la retención de líquidos) y un tipo intermedio.

            El tipo seco, denominado marasmo, proviene de una inanición casi total. Un niño  con marasmo consume muy poco alimento, esta muy delgado por la perdida de músculo  y de grasa corporal. Se puede desarrollar una infección. Si el niño sufre algún traumatismo o herida o la infección se propaga, el pronóstico es peor y su vida corre peligro.

            Marasmo, es un grave decaimiento somático y funcional del organismo provocado por una grave deficiencia de proteínas y de calorías. En los países en vías de desarrollo es la manifestación más común de una dieta deficiente. Está causado por un abandono prematuro del pecho de la madre como fuente de alimento y por las infecciones intestinales, generalmente gastroenteritis, que se producen cuando el niño es alimentado con biberón en malas condiciones higiénicas.

            La falta de un aporte suficiente de proteínas y calorías en la primera infancia tiene consecuencias graves, pues las proteínas constituyen el principal material estructural del cuerpo, y son necesarias para la síntesis de anticuerpos contra las infecciones y de enzimas, de las que dependen todos los procesos bioquímicos. La carencia de proteínas impide, por tanto, el crecimiento y aumenta considerablemente el riesgo de infecciones. Una carencia de calorías significa que las necesidades energéticas del cuerpo no pueden ser satisfechas; esa circunstancia, unida a la escasez de enzimas, afecta a todos los procesos corporales, incluyendo el metabolismo y el crecimiento, provocando retraso tanto físico como mental. Aunque la nutrición mejore con posterioridad y el niño sobreviva, esas deficiencias en el desarrollo nunca podrán ser superadas.

            El tipo húmedo, es denominado kwashiorkor, una palabra africana que significa “primer niño-segundo niño”. La deficiencia proteica en el kwashiorkor es generalmente más significativa que la calorica (energía), lo que deriva en retención de líquidos (edema), enfermedades de la piel y cambio de color del cabello. Dado que los niños desarrollan el kwashiorkor después de que han sido destetados, son generalmente mayores que los que presentan marasmo.

            Kwashiorkor, es un trastorno dietético grave observado en niños entre los 10 meses y los tres años, que se debe a una malnutrición severa que incluye una carencia de nutrientes vitales básicos y un déficit importante de proteínas. Estos niños siempre están hambrientos, y sus padres, en un intento de aliviar el hambre y de aportar las necesidades energéticas, les suministran grandes cantidades de hidratos de carbono que por sí solas tienen un valor nutricional bajo. El término kwashiorkor procede de una palabra de Ghana que significa ‘afección del niño que deja de mamar’. El kwashiorkor es una enfermedad de los países en desarrollo y con probabilidad la más frecuente de todas las enfermedades nutricionales.

            El trastorno se produce cuando el niño es destetado y, por consiguiente, privado del elevado valor nutricional y contenido proteico de la leche materna. También puede aparecer porque el apetito del niño esté afectado por otra enfermedad, en particular infecciones como el sarampión y las gastroenteritis. Debido a que los anticuerpos están formados por proteínas, los niños con una ingesta proteica muy baja son más susceptibles a padecer infecciones y presentan una escasa resistencia frente a éstas. De hecho, son inmunodeficientes y suelen fallecer en la infancia a causa de infecciones generalizadas.

            El aspecto de un niño con kwashiorkor es inconfundible. Tal vez las características inmediatas más llamativas son la expresión de gran tristeza del rostro y el llanto débil casi continuo. A primera vista, el niño con kwashiorkor no parece mal nutrido. La cara es redonda y rolliza, el grosor de las extremidades parece adecuado y el abdomen es prominente. Sin embargo, esta apariencia es engañosa. Se debe a una acumulación anormal de líquido —trastorno conocido como edema. La presencia de proteínas en sangre es tan baja que no pueden retener agua mediante el proceso osmótico normal, de modo que el líquido se acumula en los tejidos, encharcándolos. Debajo del edema los músculos del niño están debilitados, ya que sus proteínas se utilizan en un intento de cubrir las necesidades energéticas del organismo. El resultado es una debilidad extrema. La protrusión del abdomen se debe a una combinación de retención de líquidos, músculos atrofiados y aumento de tamaño del hígado.

            El edema generalizado, característica fundamental del kwashiorkor, se produce por un desequilibrio entre las fuerzas que tienden a conservar líquido en el árbol vascular (presión osmótica de la sangre) y las fuerzas que tienden a desplazar líquido desde la sangre hacia el compartimiento intercelular de los tejidos y las cavidades corporales (presión osmótica intercelular, presión hidrostática sanguínea).

            Sólo cuando las causas del desequilibrio son generales y de gran intensidad se llega a la anasarca. La presión hidrostática sanguínea aumenta en la insuficiencia cardiaca (dificultad del retorno venoso que aumenta la presión venosa y capilar). La presión osmótica sanguínea está disminuida en las situaciones de hipoproteinemia, bien por déficit de ingesta (malnutrición proteica), bien por excreción renal excesiva de proteínas (enfermedades renales). La presión osmótica del líquido intercelular está aumentada en los casos de retención excesiva de sodio, bien por enfermedad renal (déficit de excreción adecuada del sodio) o bien por exceso de producción de hormona aldosterona.

            El tipo intermedio, de desnutrición calórico-proteica se denomina kwashiorkor marasmito. Los niños con este tipo de afección retienen algunos líquidos y tienen mas grasa corporal que los que presentan marasmo.

Bases bioquímicas

            Las proteínas, desde las humanas hasta las que forman las bacterias unicelulares, son el resultado de las distintas combinaciones entre veinte aminoácidos distintos, compuestos a su vez por carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y, a veces, azufre. En la molécula proteica, estos aminoácidos se unen en largas hileras (cadenas polipeptídicas) mantenidas por enlaces peptídicos, que son enlaces entre grupos amino (NH2) y carboxilo (COOH). El número casi infinito de combinaciones en que se unen los aminoácidos y las formas helicoidales y globulares en que se arrollan las hileras o cadenas polipeptídicas, permiten explicar la gran diversidad de funciones que estos compuestos desempeñan en los seres vivos.

             Las proteínas, desde las humanas hasta las que forman las bacterias unicelulares, son el resultado de las distintas combinaciones entre veinte aminoácidos distintos...

            Para sintetizar sus proteínas esenciales, cada especie necesita disponer de los veinte aminoácidos en ciertas proporciones. Mientras que las plantas pueden fabricar sus aminoácidos a partir de nitrógeno, dióxido de carbono y otros compuestos por medio de la fotosíntesis, casi todos los demás organismos sólo pueden sintetizar algunos. Los restantes, llamados aminoácidos esenciales, deben ingerirse con la comida. El ser humano necesita incluir en su dieta ocho aminoácidos esenciales para mantenerse sano: leucina, isoleucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina. Todos ellos se encuentran en las proteínas de las semillas vegetales, pero como las plantas suelen ser pobres en lisina y triptófano, los especialistas en nutrición humana aconsejan complementar la dieta vegetal con proteínas animales presentes en la carne, los huevos y la leche, que contienen todos los aminoácidos esenciales.

             La ingesta de proteínas recomendada para los adultos es de 0,8 g por kg de peso corporal al día...

            En general, en los países desarrollados se consumen proteínas animales en exceso, por lo que no existen carencias de estos nutrientes esenciales en la dieta. El kwashiorkor, que afecta a los niños del África tropical, es una enfermedad por malnutrición, principalmente infantil, generada por una insuficiencia proteica grave. La ingesta de proteínas recomendada para los adultos es de 0,8 g por kg de peso corporal al día; para los niños y lactantes que se encuentran en fase de crecimiento rápido, este valor debe multiplicarse por dos y por tres, respectivamente.

Breve definición morfológica

                        1.- Acentuado retraso del crecimiento.

                        2.- Edema periférico visible.

                        3.- Apreciable pérdida de la grasa corporal y atrofia muscular                                 marcada.

                        4.- Hepatomegalia y esteatosis hepática en el kwashiorkor, pero                                         no presentes en el marasmo.

                        5.-  Medula ósea hipoplasica en el kwashiorkor y en el marasmo                                          debido a disminución del numero de precursores                                                  eritrocitarios.

Principales consecuencias de la desnutrición en los sistemas orgánicos

a)     Aparato digestivo:

                   -Baja producción de acido en el estomago.
                   -Diarrea frecuente y a menudo de pronóstico muy grave.

b) Sistema cardiovascular (corazón y vasos sanguíneos):

                  -Reducción del tamaño del corazón, menor volumen de sangre                         circulante, disminución del ritmo cardiaco e hipotensión.
                  -Finalmente, insuficiencia cardiaca.

c) Aparato respiratorio:

                  -Respiración lenta, capacidad pulmonar reducida.
                  -Finalmente, insuficiencia respiratoria.

d) Sistema reproductor:

                  -Tamaño reducido de los ovarios en las mujeres y de los testículos                              en los varones.
                  -Perdida del deseo sexual (libido).
                  -Interrupción de los periodos menstruales.

e) Sistema nervioso:

                  -Apatía e irritabilidad, aunque el intelecto permanece intacto.

f) Sistema muscular:

                  -Baja capacidad para realizar ejercicios o trabajar debido a la                          reducción del tamaño y de la fuerza de los músculos.



g) Sistema hematológico (sangre):

                  -Anemia.

h) Sistema metabólico:

                  -Baja temperatura corporal (hipotermia), que con frecuencia conduce                         a la muerte.
                  -Acumulación de líquidos en la piel como consecuencia                                   principalmente de la desaparición de la grasa bajo la piel.

i) Sistema inmunitario:

                  -Alteración de la capacidad para combatir infecciones y sanar                                      heridas.



Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.