El Sueño adicional mejora la Conducta Infantil

0 comentarios

El Sueño adicional mejora la Conducta Infantil
Dejar que los niños duerman un poco más puede ayudar a mejorar su comportamiento y hacer que sean menos inquietos en la escuela, de acuerdo con un nuevo estudio.

Por otro lado, reducir el tiempo de sueño parece hacerlos más propensos a llorar, pierden los estribos y se frustran, según los investigadores, que publicaron sus hallazgos en la revista Pediatrics el lunes 15 de Octubre 2012

"Se puede pensar en ello desde muchos ángulos diferentes. Lo que estamos mostrando aquí es que se puede ir en ambos sentidos en términos de comportamiento y rendimiento académico", dijo Reut Gruber, de la Universidad McGill de Montreal y  del Douglas Research Center, quien dirigió el estudio.

Mientras que el equipo de Gruber no es el primero en relacionar el sueño y la conducta, pocos estudios han examinado si más horas de sueño en realidad lleva a un mejor comportamiento en los niños escolares.

Para el estudio, reclutaron a 33 niños de entre siete y 11 años de edad que debían seguirse durante dos semanas.

Durante la primera semana, los investigadores monitorearon el tiempo que los niños durmieron - aproximadamente 9,3 horas, que es la abreviatura de las 10 horas sugeridas por el Instituto Nacional de Salud en EE.UU..

Los niños se dividieron en dos grupos para la segunda semana.

Un grupo de padres se les dijo que añadieran una hora al tiempo que sus hijos siempre duermen, mientras que al otro grupo se le dijo que recortaran dormir por una hora el tiempo de sueño.

La mitad de los niños perdieron una hora de sueño cada noche, pero el otro grupo sólo fue capaz de añadir unos 30 minutos.

Sin embargo, esa media hora parecía lo suficientemente larga para que los maestros notaran una mejoría en el comportamiento de los niños.

Después de la primera semana de seguimiento, los maestros respondieron a las preguntas que clasificaron las emociones de los niños, cambios de humor e inquietudes en la escuela en una escala de cero a 100, con puntuaciones más altas indicaban un peor comportamiento y las puntuaciones superiores a 60 señalando un problema de comportamiento.

El puntaje basal en ambos grupos de niños antes de comenzar con la manipulación del sueño era de 50.

Después de una semana de los cambios experimentales en el sueño, maestros - que no sabían a qué grupo pertenecía cada niño; calificaron a cada niño.

Los niños que recibieron ese extra de 30 minutos de sueño durante la segunda semana obtuvo, en promedio, alrededor de 47, es decir, su comportamiento había mejorado.

Mientras tanto, los profesores calificaron a los niños que habían perdido una hora de sueño cada noche, alrededor de los 54, con indicación de que su comportamiento había empeorado.

Ninguno de estos cambios indica una diferencia extrema en los comportamientos de los niños, dijo Gruber. Sin embargo, agregó, sería una diferencia suficiente como para alertar a los maestros.

Como era de esperar, los padres de los que recibieron un extra de 30 minutos de sueño también dijeron que sus hijos no estaban tan cansados ​​durante el día, mientras que lo contrario era cierto para los padres en el otro grupo.


ELIMINE LAS INTERFERENCIAS

"Lo que es sorprendente es cómo la poca extensión del sueño podría afectar el funcionamiento en el día a día", dijo el Dr. Umakanth Khatwa, director del laboratorio de sueño en el Hospital de Niños de Boston en Massachusetts, quien no participó en el nuevo estudio.

Gruber dijo a Reuters Health que si bien el estudio sólo incluyó a 33 niños, el mismo era capaz de mostrar como más horas de sueño conducen a un mejor comportamiento.

Sin embargo, los investigadores reportaron que no todos los participantes del estudio fueron cegados en cuanto a que niños ganaron o perdieron tiempo de sueño, ya que los padres estaban enterados. Eso puede haber influido en los informes de los padres de la somnolencia durante el día, afirman.

Gruber dijo que puede ser difícil para los padres para añadir tiempo al horario de sueño de sus hijos, pero ella dijo que una de las claves es la eliminación de interferencias, como practicar deportes en la tarde-noche.

Khatwa agregó. "Muchas de las prácticas comienzan entrada la noche. Y para cuando hayan terminado, su cuerpo está irritado y necesita tiempo para relajarse", argumento.

Gruber dijo que una manera de agregar el sueño adicional podría ser la de añadir 15 minutos más de sueño por la noche y por la mañana.

"Una vez que se convierte en una rutina, los niños realmente no se preocupan por ello", dijo.

Pero Khatwa afirma que es importante que los padres conozcan las necesidades específicas de sueño de sus hijos.

"No quiero que los padres tomen esto para obligar a sus hijos a dormir más tiempo. Los padres deben tener expectativas realistas", agregó. "Hay que dejarlos dormir el tiempo suficiente para que puedan funcionar con normalidad".

Gruber dijo que es importante para que las escuelas eduquen a los niños, que dormir lo suficiente es tan importante como comer bien y hacer suficiente ejercicio.

Fuente: Reuters Health - Andrew M. Seaman
Referencia: bit.ly/RwOI3p Pediatrics, online 15 de octubre 2012.

Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.