Cómo quemar calorías: 20 maneras de bajar una libra

0 comentarios

Cómo quemar calorías: 20 maneras de bajar una libra
Cada 3500 calorías representan una libra más o menos en la balanza. En otras palabras, para perder una libra a la semana tienes que quemar 500 calorías al día. ¿Suena demasiado, no? ¡No! La realidad es que hay cosas fáciles que puedes hacer diariamente (o por lo menos una vez a la semana) que te ayudarán a quemar calorías sin que tú te des cuenta. Estas pequeñas acciones que tomes diariamente, junto a una dieta balanceada y una buena rutina de ejercicios, te permitirán alcanzar tus metas. ¡Toma nota, son divertidos!


1.- A Bailar:
Una persona de 150 libras que baila durante dos horas puede llegar a quemar un poco más de 600 calorías (o 317 en una hora). Increíble, ¿no? El próximo fin de semana ponte tus zapatos ‘bailarines’ y sal a bailar con un grupo de amigos. ¡Quemar calorías puede ser muy divertido!

2.- Saca tus agujas de tejer:
¿Te encanta tejer? Lo vas a hacer más después que te demos este datito. Una hora tejiendo puede quemar 100 calorías. Convierte una tarde en casa en la excusa perfecta para tejer (¡podrás quemar 500 calorías si te lo propones!).

3.- Has ejercicios en casa:
No es necesario estar afiliado a un gimnasio para estar en forma. Consigue un DVD de aeróbicos y hazlo por una hora. Después termina con un DVD de yoga por 20 minutos y ya… ¡adiós 500 calorías!

4. Diviertete en el parque de diversiones:
Esta es perfecta ya que podrás hacerla con tus hijos, familiares o amigos. ¿Sabías que caminar tranquilamente durante una hora puede quemar 176 calorías (en una persona que pesa 150 libras)? Eso significa que en tres horas podrás quemar 528 calorías. Un parque de diversiones es la oportunidad perfecta para caminar, caminar, caminar y quemar, quemar, quemar.

5.- No comas en frente del televisor:
Un estudio realizado por la Universidad de Massachussetts comprobó que comer frente al televisor puede hacerte comer 288 calorías más que si comes en el comedor o cocina de tu casa. ¿Por qué? Porque la televisión te distrae y hace que comas más sin pensarlo. En vez de seguir con este hábito, come en el comedor y cambia una hora de televisión por una caminata con tu familia. Total de calorías quemadas: 527.

6.- Come menos pasta:
Una taza de pasta tiene 220 calorías, lo cual no está mal. Pero cuando salimos a comer a restaurantes las porciones, según un estudio realizado por la Universidad de Nueva York, son 480% más grandes que una taza (en otras palabras estás consumiendo un increíble 1056 calorías). Limita tus porciones o comparte el plato de pasta con alguien más.

7.- Usa un plato más pequeño:
El tamaño de tus porciones tiene un efecto en la cantidad de comida que consumes. La razón es porque tenemos la tendencia de comer todo lo que se nos sirve, o ‘limpiar el plato’. Según smallplatemovement.org, una diferencia de 2 pulgadas en el diámetro de tu plato puede resultar en 22% menos calorías. Y estudios comprueban que no te sentirás menos llena.

8.- Menos crema para tu café:
Esos cafecitos con los nombres super largos, son deliciosos…. pero están cargados de calorías. Los cafés con toda esa crema pueden tener hasta 670 calorías. Si tienes antojos de un poquito de dulce mejor toma un expreso con una chucharadita de crema. ¡Te ahorrarás unas 600 calorías!

9.- ¡Agua por favor!:
Un refresco de 12 onzas tiene aproximadamente 150 calorías. ¿Cuántas latas de tu refresco favorito has tomado hoy? Si haces el calculo te darás cuenta que puedes ahorrarte muchas calorías si cambias el refresco por agua. Por ejemplo, si intercambias dos a tres latas al día por dos o tres vasos de agua, podrás evitar hasta 540 calorías.

10.- Paseo con tu bebe:
Como ya te dijimos, caminar puede quemar hasta 176 calorías en una hora. Agrega otro factor y podrás quemar aún más: caminar empujando el coche de tu bebé, por ejemplo, puede quemar 246 calorías por hora. Si necesitas entretener a tus pequeños, llévalos (en coche) a un zoológico, museo, acuario o parque y quema calorías sin pensarlo.

11.- Una excelente anfitriona:
Ve de compras al supermercado por una hora, guarda tus compras, cocina una deliciosa cena por dos horas, arregla la mesa, y sirve. ¿Sabes cuanto puedes estar quemando? ¡640 calorías! Tu familia quedará muy agradecida y tu cuerpo también.

12.- Limpia tu garaje:
¿Cuando fue la última vez que organizaste tu garaje de punta a punta? La limpieza de un garaje requiere bastante trabajo y mucho esfuerzo alzando, recogiendo, y cargando. Es más, una hora de limpieza pesada quemará 317 calorías. ¡Dedícale dos horas y quemarás más de 500!

13.- Duerme más:
Una persona de 150 libras que duerme 8 horas puede llegar a quemar 514 calorías. Pero la realidad es que la mayoría de nosotros estamos durmiendo aproximadamente 6 horas. Un estudio demostró que privarnos de valiosas horas de sueño puede estar causando un efecto negativo en la hormona leptina, la cual regula nuestro apetito. Mejor, duerme un poquito más y verás que comerás menos durante el día.


14.- Cocteles ‘light’:
Algunos cócteles con sus cremas, jarabes dulces y otros ingredientes azucarados pueden tener hasta 800 calorías. Cambia de vez en cuando y ordena tragos con jugos naturales, agua tónica o agua con gas. O, si de verdad quieres aventurar, ordena un trago ‘en las rocas’.

15.- Ve de compras:
A las mujeres nos encanta ir de tienda en tienda, mirando las vitrinas y probándonos ropa… ¡sin comprar nada! ¿Sabías que una tarde de tiendas y ‘shopping’ puede quemar hasta 548 calorías? A veces no es necesario comprar algo para sentir satisfacción.

16.- Truquitos de comida:
Es importante saber qué puedes hacer para sentirte llena por más tiempo y así comer menos durante el día. Por ejemplo, para el desayuno come 2 huevos cocinados. Esto te hará sentir más llena y comerás aproximadamente 400 calorías menos durante el día. También, antes del almuerzo y la cena come una taza de sopa baja en calorías (esto hará que comas aproximadamente 100 calorías menos en cada comida).

17.- Suelta esa galleta de más:
Tener un paquete lleno de papas fritas o galletas es una propuesta muy tentadora. Probablemente alguna vez te ha pasado que, antes de darte cuenta, te has terminado todo el paquete de galletas. ¡Qué no te vuelva a pasar! En vez de ingerir tantas calorías limítate a solamente una porción (el empaque tiene información especifica sobre cuanto es una porción). Otra excelente opción que te ahorrará tener que contar o medir es comprar los paquetes de 100 calorías de tus galletas favoritas.

18.- Juega en familia:
Este es sencillo: juega con tus hijos durante una hora y podrás quemar esas 500 calorías fácilmente. Fútbol, basketball, fútbol americano, tenis, ¡lo que sea! El punto es estar activo y en familia.

19.- Menos ingredientes en tus ensaladas:
¿Una ensalada siempre es nutritiva, cierto? ¡Falso! Entre más cosas pidas más calorías tendrá. Se prudente y escoge solamente un ‘topping’, vegetales mezclados (como brócoli, zanahoria, pimentón, etc.), y poquita vinagreta. Te ahorrarás 500 calorías (¡o hasta un poco más!).

20.- Ordena el helado pequeño:
No todo tiene que ser dieta, todos tenemos derecho de comer algún postre. Por ejemplo, puedes comer un helado PERO limítate a comer el más pequeño que tengan… no necesitas el gigante (¿la idea no es llenarte con un postre, o sí?).

Fuente: Tu Voz

Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.