Médula ósea tiene secretos para el tratamiento de la Colitis y la enfermedad de Crohn

1 comentarios

Enfermedad de Crohn
Investigadores de la Universidad Estatal de Michigan (MSU) descubren secretos en la médula ósea que podrían conducir a mejores tratamientos para algunas enfermedades como la Colitis y  la enfermedad de Crohn.

Los resultados, que aparecen en la edición actual de la revista de la Academia Nacional de Ciencias , muestran que las enfermedades inflamatorias del intestino que producen estragos en el tracto digestivo se reflejan en la médula ósea. Los primeros indicios muestran que los trastornos del intestino podrían ser tratados a través de la médula ósea, dijo Pam Fraker, Profesor Distinguido de la Universidad de bioquímica y biología molecular.

"Es posible que si pudiéramos reducir la capacidad de la médula ósea para producir células inflamatorias, se podría reducir la gravedad de la Colitis y la enfermedad de Crohn", dijo Fraker, quien es co-autor del estudio con colegas de la MSU Laura McCabe, profesor de fisiología y radiología, y Marcos Trottier, especialista en investigación. "Esto podría limitar el daño que provoca la enfermedad y reducir el número de pacientes que requieren cirugía."

La Colitis y enfermedad de Crohn afecta a más de un millón de personas en los Estados Unidos, incluyendo un número cada vez mayor de niños. No existen tratamientos preventivos, sin embargo, los esteroides se prescriben a menudo para reducir el dolor de las enfermedades y la inflamación. El efecto secundario de este tratamiento es el daño a los tejidos, lo que podría conducir a la cirugía y complicaciones adicionales.

Ver a una paciente joven sufrir por el dolor de la Colitis severa, incito  la necesidad Fraker para investigar esta enfermedad devastadora.

"Ella era muy frágil, enferma, adicta a los narcóticos para adormecer su dolor y tuvo varias cirugías intestinales en vano", dijo Fraker. "Esto se convirtió en una motivación enorme para mí, ya que enfatizó que la ayuda real está poco disponible para estos pacientes".

Fraker se centro en la médula ósea, que es un tejido grande, altamente activo y sensible. Al inducir Colitis en ratones, fue sorprendido por los cambios significativos y rápidos que se produjeron en la médula ósea. Los síntomas de la Colitis, como la hinchazón, anemia y aumento de los monocitos y de neutrófilos poco saludables (células que combaten las infecciones, pero también exacerban la inflamación excesiva en los intestinos) se reflejaron en la médula ósea.

Las reacciones de la médula ósea en realidad avivan las llamas de las enfermedades inflamatorias del intestino en lugar de ayudar a curarla. Cuando la médula ósea aumenta la producción de monocitos y neutrófilos, lo hace a expensas de los linfocitos y las células rojas de la sangre, las claves para la defensa inmune.

La investigación fue financiada en parte por la Fundación de la enfermedad de Crohn y Colitis.

Un comentario hasta el momento

  1. Anónimo says:

    que fecha tiene esa investigacion

Deja tu Comentario

Tu opinión es importante, gracias por Comentar.